jueves, 12 de julio de 2018

Madrugadas

Tú no sabes nada sobre las madrugadas
Lágrimas, hechizos rotos sobre las cobijas
Tu labial rojo pegado en mi almohada
Las caricias, el presente, el futuro que no se presenta
Las diosas que acarician mi alma y me dicen que eres mía
Los viajes que juntos no viajamos
Al lago...
A los arcoíris
A las brisas, las sonrisas, los trucos
Los troncos, las ramas
Los te amo y mis escamas
Las escalas, las lavas
Las madrugadas que te dedico
Todas mis horas congeladas.
Pasan los días y siento que no doy una
Termino haciendo lo que le dicta el corazón a la pluma
La inspiración de los montes elevados, brillosos que se apagarían si tu me sonrieras
Los catorce que se esfuman, los veranos que se enfrían
Los regalos, los te amo
Los doses, las campeonas
Tus latidos, tus labios, las diosas
Los sí, los no, los quizás
Los te amo, los vuelve, los no te vayas
Me mata, me encantas, me arrepientes
Me invades, me madrugas, me asolas
Los siniestros recuerdos del pasado que me tientas
Me tiemplas, me dices que no, me dices que sí
Me dices que tal vez y tal vez es demasiado pronto para abandonarme
Me llevas, me devuelve y me envuelves
Te disuelves, te evades, te vas
Te llevas todo, me dejas nada
Los cuento de hadas
La historia que sacaba
¿Cómo he de terminar este llamado de ayuda para ti?

Quizás comienzo otra estrofa, con la odisea que me ahoga ni si quiera veo las palabras
Los mensajes, ¿por qué te fuiste? Me destruiste, me hiciste....

Eres tan cruel, te vas tan lejos, no te alcanzo
Mis brazos mis manos, mis teorías y mis recuerdos
Tu rostro, tu cara, tus manos, tus frazadas
Tus prioridades, mis necesidades, tus despertares
Y mis engaños, tus mentiras, mis daños, tus decepciones
Las opciones, se deambularon en las turbaciones, las casas que no vamos a visitar
Todo te he de contar, todo mi corazón ha de ser tuyo, las cosas mientras estén así
No creo que pueda ser capaz de resistirlo porque te amo
Porque nadie entiende que te amo, ni si quiera tú.

Y yo tampoco lo entiendo, las madrugadas donde pasé sin ti
Te quedarías conmigo, verdad que no
A lo mejor si me olvidas yo te olvidaría, no vengas
No seas amable conmigo porque me enamoras
Me cuestionas, no es por ti, es por mí
Me he de destruir si sigues aquí.

Desaparece en la misma luna que nos ilumina
No creo que vuelva a amar a alguien como a ti.
Sí, te amo, ven, abrázame y bésame, te haré sentir el cielo
Si tu me dejas estar a tu lado. como los dados
La solución está deshecha pero te amo.

Haré lo que sea porque volvieras aquí.
Ya no soy amable, no soy arrogante
He de morir borracho para que vengas a por mí.
Te amo, no te vayas.

He de abandonarte porque no te he olvidado
Y te quiero conmigo
En las nubes de nuestras frazadas y los tréboles de nuestros amores
Las rosas, los osos, los desfiladeros
Los te amo, los lápices, los egos.

No cabe duda, tu alma quiere seguir lejos
Pero yo me vuelvo viejo y aún las heridas están aquí.

Amiga, volverías a por mí....

viernes, 6 de julio de 2018

El mayor de los inviernos

Los árboles, el invierno
Las cornisas
Los lugares y tus sonrisas
La lluvia, el barrial
¿Dónde estarás?

Los paraguas, los besos invernales
Las bufandas
El cielo...
Tus mordidas, tus manos en mi espalda.

Los catorce, la comida china
Los cerezos, tus caderas
Ámame hasta que me muera
Quiéreme aunque no escuche
O vea que te vas...

La nieve, el sur
Nuestra primera vez
Estoy tocando fondo
Por las hojas, los charcos
Las botas, tu perfume
Estos sentimientos que escondo.

Tu chasquilla, tu pelo
Tus enojos, tu dicha
Tu humildad, tu mirada
Tus decepciones, nuestros escondites
Iluminados con tus colores
Y gemidos de amor
Solíamos reírnos escondidos.

Tu living, tu habitación
La mía, tu figura
Dormir a tu lado
Estoy viajando al pasado
Brindo por los errores
Por las despedidas
Por las heridas
Y por que siempre te he amado.

El cine, el circo
La película, los partidos
La comida, los pasos
Las huellas, las esperanzas
Las lágrimas, tus latidos
Tu amor, tú, tan tú
Quiero tus abrazos.

La plaza y los árboles otra vez
Jamás pensé que iba a terminar
Lo juro, si pudiera seguir aquí
Sin resentimientos, cariño y a la vez...
Lamento todo aquello que pasó entre nosotros, mi vida


lunes, 2 de julio de 2018

4

Se siente bien, hay algo que ahora se siente muy bien, debe ser porque estoy jodidamente drogado.

Te mostraré mi dolor, ahora mismo quiero pensar en que estoy escribiendo esto por mí, reconozco que soy una persona que le importa mucho los demás. Siempre estoy pensando en lo que sería más cómodo para todos y si ocurre algo estaré allí para intentar solucionarlo pero estoy empezando a creer que no debería hacerlo siempre, ni mucho. Yo durante toda mi vida he odiado el hecho de que estuve un buen par de años solitario, depresivo, sin esperanzas y encerrado en mi cuarto, ocultándome en los videojuegos, ocultándome en relaciones de mierda, he de ser muy dependiente, siempre lo he sido, a lo que quiero llegar es que odio estar solo, odiaría no tener amigos para planear alguna salida o tenerlos allí para cuando me sienta mal, ya saben, simplemente ser amigos, antes de todo yo no los tenía o al menos no era una relación comparable a la de ahora, odiaría el hecho de saber que le hice daño a alguien, odiaría volver a encerrarme en mis demonios pero aquí es el detalle; quiero volverme más frío, mis pensamientos, mis sentimientos siempre son tan desordenados, siempre tan dramáticos. Muchas veces me he preguntado si a los demás los sentimientos les dolerá tanto o más qué a mí. O si hay sentimientos realmente livianos.

Supongo que debe ser genética, quizás suerte o también podría ser algo oscuro. Y también siempre, hasta ahora, me había gustado liderar, ser el primero en decir dónde ir, el que tomara las decisiones importantes y a quien todos querrían seguir. Con el tiempo, con verdaderos amigos y personas confiables, me he dado cuenta que quizás esa era una manera en la cual expresaba que no deseaba estar solo, necesitaba demasiado estar rodeado de personas.
En estos instantes se siente bien ser uno más, se siente bien seguir la corriente, seguir a los cabros. Se siente bien no gritar tanto, se siente bien no quejarse tanto, no tener tantos problemas, se siente bien ser entendido de verdad.

El problema es que ahora mismo no me entiendo ni yo. Estoy viviendo, estoy a la deriva, sin planes, sin futuro, viviendo el día a día y es el modo de vida que deseo, es el que realmente me gusta, este es mi tiempo. En cambio siento muchas dudas sobre mí que no puedo resolver y que ya llevo un par de años cargando todo y estoy cansado, ya no estoy depresivo, siguen siendo memorias delicadas pero ahora estaría dispuesto a dejarlas caer y que se rompiesen. Después de tantas cosas dolorosas, después de darme cuenta que mis malas decisiones alejaron a las personas más importantes para mí ha sido un paso duro. Las cosas que me hice a mí mismo, la manera en que me dañé tanto y dañé a otras personas que no lo merecían, de verdad, no lo merecían.

De hecho ahora se ha cruzado otro pensamiento y es que a veces no me reconozco, no me puedo explicar por qué hice ciertas cosas, por qué mentí tanto a todos. Es algo que no haría ahora, simplemente no podría pero ahí está el recuerdo de que sí pude, y sí lo hice. Fui yo.
Creo que estoy en una especie de guerra entre yo y yo, supongo, no sé cómo decirlo. Quiero empezar a perdonarme a mí mismo, luego creo que podré sanar las pocas heridas que quedan del pasado y dejarlo allí de una maldita vez. Y lo he pensado demasiado porque ahora mi vida va a cambiar, encontré un trabajo y tengo metas para lo que queda del año y sobre todo el viaje al sur de nuevo en el próximo verano. Es mi mayor meta y voy a cumplirla a como de lugar.
Creo que este es un momento clave para mí y lo que va a pasar conmigo. Y puede ser que sea mi oportunidad para dejar todo atrás.

Anoche soñé contigo, cariño. Luego de demasiado tiempo, fue extraño. Demasiado, pero debido a eso hay dudas. Aunque creo que es solo mi manera de ser un tanto melancólica, demasiado sad, me gusta extrañar, me gusta recordar, me gusta fumar cigarrillos mientras miro las estrellas y recuerdo cosas que hacíamos y sonría para mí mismo. Tiro el humo lejos y solo puedo pensar en que nunca más, nunca más. Solo repite nunca más.
Después se me pasa y sigo bien por siempre hasta que vuelva a traicionarme a mí mismo y vuelva a soñar contigo o con alguien que sea igual de importante que tú.

Debo dejar de idealizar a las personas con urgencia. Si no voy a tener estos problemas cada vez que pasen cosas pequeñas. Quiero ser más frío debido a eso también, mi vida amorosa no es mala pero tiene periodos de felicidad muy cortos y periodos sads demasiado largos, siento que hasta excesivo con personas del pasado. Además he cambiado, siento que tengo las cosas muy claras de lo que quiero, de la persona con quien quiero estar y por eso no me apuro, estoy bien.

Hace mucho no escribía, ahora debo levantarme a las 4 am cuatro días a la semana, en los cuales estaré muy lejos de mi casa, en una montaña haciendo quizás que cosas pero me motiva mucho, quiero conocer más trabajos, quiero aprender a hacer más cosas, quiero acumular mucha experiencia. Tendré dinero, voy a pagar mis deudas, yo con mi trabajo, nadie podrá decirme nada y siento que tendré un poco de control en mi vida. Odio esto de mí pero soy tan frío con mi familia cuando no debería, y me cuesta tanto ser de otra manera, me cuesta demasiado ser más cálidos con ellos pero lo estoy intentando de una manera inimaginable, no pretendo ser alguien que no soy pero no creo que sea correcto ser así de frío y alejado. Pero supongo que es debido a la vida de vago que he llevado desde marzo, dependiente de ellos y hasta ahora lo soy. Cuando pague todas mis deudas, cuando compre mi propio alimento, cuando ese momento llegue allí recién voy a sentir que dejé de depender un poco de ellos.

No quiero tener tantas expectativas y pensar tan positivo, quiero mantenerme en calma y ser realista. Quiero ver qué tal esta semana, ver que tan cansador puede ser, si podré ser totalmente responsable pero confío en mí en ese sentido, lo voy a hacer.
Tan solo deseo que las cosas salgan bien, espero que todo acabe, esta etapa de vago llegue a su fin. Y deseo ser alguien más maduro, alguien distinto, si alguien me regala algo de su suerte la vida que veo delante de mí se ve apetecible, no puedo esperar a tenerla.

Espero que si alguien llega a leer hasta esta parte, si hay alguien a quién llamé su atención, espero de corazón que la semana que viene, sea buena. <3

sábado, 23 de junio de 2018

3

Hay una nueva sensación en mí, más bien, es la misma de siempre; la pesada melancolía.
Yo pocas veces hablo sobre mí con las personas que quiero, supongo que es algo retorcido porque no quiero causarles problemas, tienen sus propios problemas como para que yo vaya y les presente otro.

Esta semana ha sido mala, o bueno, desde que volví del sur ha sido así. Mi vida ha sido magnifica, posiblemente todos quieran tenerla, sin intenciones de ser arrogante una vez más. Y ya no la quiero, odio ser un vago, odio no estar estudiando, odio no tener trabajo, odio tener que pedirle plata a mis viejos y lo que más odio es tener tan mala suerte en el amor.

No quiero hablar de mucho. Ya fue. Estoy bien, estoy más grande, puedo soportar esto, esta melancolía ya no tiene la fuerza de antes o quizás sí, pero me he hecho más fuerte con todo. Algo bueno que puedo sacar de mí es eso pero por otra parte yo mismo me traiciono y me torturo. Ni si quiera puedo ser leal para conmigo mismo. En mis últimos pensamiento, quizás podría decir que es la última línea de lo que fue nuestra amistad, tan solo puedo desearte la mayor felicidad que puedas conseguir y que me quedo con los buenos momentos que pasamos tomando cervezas, hablando sobre cualquier cosa: sobre el espacio, sobre las flores, sobre la fotografía, sobre nuestras heridas. Adiós y no te preocupes por mí, nunca he sido demasiado bueno en los finales felices.

Vuelvo a mí, volvamos a pensar en nosotros. Yo creo que cada ser humano cumple sus etapas y que no tienen fecha establecida, cada etapa dura distintos periodos de tiempo. Yo ya cerré una y me da una alegría completa poder decirlo tan seguro; recuerdo las noches de penumbra, recuerdo los parajes en los que anduve, las cosas que pensé, las veces que estuve roto, las veces en que estuve realmente muerto por dentro y sin una pizca de esperanza. Tenía el pecho roto, me hice tanto daño a mí mismo. Engordé, dejé de jugar baloncesto, dejé de leer, de escribir y todo eso ha tenido repercusiones gigantes.

Quizás estos pensamiento son una locura.

Luego, cuando todo parecía perdido y debido a los juegos conocí a una persona que pudo tirar mi baja autoestima hacia arriba. Estaba loca y yo era un depresivo. No éramos compatibles pero ella hizo cosas importantes para mí, y aunque nunca hablo de ella, la recuerdo ocasionalmente. Lavaba mi ropa, venía todos los fines de semana desde el otro lado de la ciudad para estar conmigo, para hacer el amor conmigo. Hubieron miles de problemas, hiciste cosas horrendas y yo igual. Sin resentimientos ¿verdad?

Después creí conocer a mi segundo amor, sí, era tan bella, tan delicada, todo lo que había soñado estaba allí, durmiendo junto a mí, besando mis labios y acariciando mis heridas. Nada había cambiado, yo seguía siendo un depresivo y ella también lo era. Las memorias malas ya se han ido porque ya ha pasado un año y medio. La herida también sanó, los resentimientos se fueron y los buenos no los recuerdo tan a menudo, si tuviera que decirte algo sería que siempre supe que ibas a estar bien y aunque te odié porque me dejaste por otro, ahora mismo podría comprenderte. Aunque fueron por cortos cinco meses tú de alguna manera quisiste a la peor versión de mí y estoy seguro de que no fue nada fácil.

Y cuando terminamos fue cuando comencé a tener libertad, el alcohol me empezó a gustar más, probé la hierba y gracias a eso pude cambiar para positivo y cerré un ciclo a mis 20 años. El primero de muchos, supongo. Me puse a trabajar, planté, coseché, fumé, el año pasado fue sin dudas mi mejor año. Este año pensé que sería lo mismo, empecé con mi viaje al sur en el verano pero al volver me di cuenta de que no sería tan fácil. No tengo trabajo, no tengo dinero y solo he sido una carga para mi familia porque he seguido yendo a fiestas, tomando y fumando. Es mi etapa pero tengo claro que llega a su final dentro de poco, no sé cómo, lo he intentado y en cada entrevista de trabajo me va mal. Me va mal en el amor y si no tuviera la hermosa familia que tengo posiblemente me hubieran lanzado a la calle hace mucho.
Cuando terminé con mi segunda polola y comencé a llevar esta vida hubo un cambio gigante dentro de mí, de mis pensamientos, de mi manera de vivir y de pensar. Fue tanto, cambié tanto que dejé de reconocerme a mí mismo ¿qué fue lo que me hice durante estos 20 años? Si tan solo hubiera tenido mi madurez, la que poseo ahora y que tampoco es demasiada, todo hubiera sido sencillo. Mi vida estaba sellada desde que era muy pequeño y todas las veces me equivoqué y tomé el sendero más tormentoso. Vaya imbécil era. Desde entonces tengo una guerra entré él y yo. Y a veces no sé cual soy más, es difícil de decirlo. A veces siento que vuelvo a ser el mismo depresivo de antes y otras veces siento que soy el voladito de ahora.

Supongo que completaré la despedida hablando de ti, de mi primer amor, no tengo mucho que decir ya que durante todo este tiempo lo que más escribí fue para ella, sentí dolor, pena, culpa y todo lo negativo pero a tu lado aprendí a amar, que podía ser amado, que los inviernos pueden ser cálidos, que de verdad existen personas que ven más allá de tu físico, personas cómo tú que tienen la capacidad de ver el alma con tan solo una mirada. Qué increíble habilidad tienes, cariño. Y sé que vas a ser feliz, te convertiste en todo lo que siempre supe; una buena persona.

El yo del pasado va a morir, ya lo he estado matando de a poco. Sus memorias las dejé en el sur, su gran primer amor, la cual tanto odiabas, la cual tanto te hacía sufrir, por la cual te partiste en dos ahora mismo logré convertirla en mi amiga y tengo tantas memorias llenas de alegría con ella que posiblemente has de tenerme envidia. Ella es alguien a quien amo un montón pero de la manera en que debe ser debido a tus acciones, como una gran amiga.
Cuando encuentre trabajo, cuando todo mi esfuerzo valga la pena, todo esto va a cambiar. Me convertiré en alguien nuevo sin estas trabas, sin las heridas, sin el remordimiento ni el pasado. Estaré bien. Seré lo suficientemente bueno para cumplir mis sueños.

Aunque supongo que también he de dejar ciertas cosas buenas en el pasado, como el baloncesto. Me duele saber que ya no me atrae, ya no me motiva porque fue una parte demasiado importante para mí. Algo en qué me interesé realmente. También habrán historias que no seré capaz de completar nunca, de hecho, quizás jamás complete alguna. Tengo tantas ideas pero me cuesta demasiado escribirlas pero quiero ser optimista, quizás con el pasar del tiempo y con las nuevas vivencias pueda volver a escribir con las ganas y la pasión de antes.

Todas las heridas, todos los poemas, todos los escritos son una parte muy bella y fuerte de lo que significó mi niñez y adolescencia. Es historia, están aquí, yo las escribí, son mis sentimientos. Y se han quedado en un baúl de los recuerdos, vuelvo a hundirme en ellos de vez en cuando pero ahora puedo salir con tanta facilidad, puedo alejarme de cosas a las cuales estaba tan aferrado en el pasado que me sorprende, incluso me da algo de tristeza saber que posiblemente olvide todas estas cosas que eran tan importantes para mí. Este dolor demuestra que existí. Ahora mismo estoy sonriendo porque aunque me de tristeza dejar todo atrás, salir del hoyo, salir de la oscuridad, escapar de mis fantasmas era lo que más anhelaba.

Y este es mi tiempo, un tiempo en el cuál, tú ya no existes.

viernes, 22 de junio de 2018

Si tu cabello rojo significaba fuego entonces quiero arder
En tus ojos, en tus brazos y en tu caminar me deseo perder
Alumbra con tus ideas y tus palabras lo que un día fue y hoy ya no será
Los pianos, las fotografías que no quiero borrar.
Estoy flotando ahora mismo en un barco, obligado a navegar sin rumbo
Entre las cervezas me tumbo y ¿sabes? sí, me derrumbo.

Quiero incinerarme en tus infiernos, en los nueve círculos de ti
Ha de haber un paraíso detrás de esa falsa sonrisa
Quisiera ser una razón del por qué deseas ser feliz
Estoy triste, no soy eso, la locura me encamisa.

Eres tú pero mi problema es que es él y no soy yo
Largas tardes donde solíamos hablar de lo que fuese
Y sonreías como todo el brillo del mundo
Una piadosa mentira, ojalá tu felicidad me detuviese
En la depresión me rehúndo.

Buscaré un camino, seguiré sin ti
Si nuestros labios nunca han de besarse
Entonces encontremos lugares donde podamos besar a otros
Mientras pensamos en nosotros.

Invierno

¿Qué estoy sintiendo ahora?
Siento dolor, siento tristeza
Los bosques se han incendiado
Y mis parajes se han inundado
Con la melancolía pura que me da tu marchar
Nunca he sido muy bueno para decir adiós
Adiós.

Estoy sintiendo algo de pesadumbre de que te hayas ido
¿Recuerdas la nieve que ayer caía y hoy volvía a ser agua?
He sido agua, he sido vapor sin ningún sentido
Bajo mis pies hay pesadillas que quieren acabar conmigo a de lugar
Y tú eres tan feliz sonriendo a otro, sin pensar...

Debo irme, debo irme una vez más
La lluvia, el frío que está pasando ante mis ojos de nuevo
Quiero sacarte de mis pensamientos y no me atrevo
Incluso si tú no sabes que estoy hundido entre las sombras
Un día quiéreme otra vez en algún invierno.

jueves, 31 de mayo de 2018

2.

El profesor hizo una pregunta.

- ¿Qué es lo que marca el fin de la prehistoria y el inicio de la historia?

Levanté mi mano pero alguien había sido más rápida que yo por primera vez desde que estoy en Historia.

- La invención de la escritura.
- Correcto, señorita.

Eras alguien especial.


Daré lo mejor de mí y dibujaré a Dios y a Lucifer como a un niño y a una niña ángel besándose en pecado.